NIEBLA

Duda incertidumbre, indeterminación, abstracción absoluta. La  niebla es  el continente del vacío-lleno,  de la presencia-ausencia, del estar sin  ser. Su algodonosa y tenebrosa participación en la comparecencia sin revelación es la causa de su extraordinario misterio, de su magia Infinita.

La incomprensibilidad de  su contenido nos conduce al mundo de la ilusión, del supuesto cierto. La niebla es la metáfora de la presencia del ser en  el mundo, de dónde venimos, quienes  somos, adonde  vamos.

De ahí el uso de este elemento meteorológico para el desarrollo de esta exposición.